Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. El plan

Volver

Impulso de la lectura en el Ámbito educativo

Ilustración Tassies

La Ley 10/2007 señala, en su artículo 4.1., que “los planes de fomento de la lectura considerarán la lectura como una herramienta básica para el ejercicio del derecho a la educación y a la cultura”. De acuerdo con este mandato, la segunda línea estratégica del Plan engloba dos actuaciones en el ámbito de los centros docentes no universitarios: el fomento de la lectura y el desarrollo de la competencia lectora en el alumnado de las enseñanzas.

El término competencia lectora ha sido definido por el estudio Marcos y pruebas de evaluación de PISA 2015 como “comprender, utilizar, reflexionar e interesarse por los textos escritos, para alcanzar los propios objetivos, desarrollar el conocimiento y potencial personales, y participar en la sociedad”. Teniendo en cuenta esta definición, las actuaciones que se proponen en el Plan, que otorgarán especial importancia al papel de la biblioteca escolar, buscan potenciar la comprensión lectora, además de desarrollar las destrezas comunicativas básicas, tan necesarias para garantizar una plena participación en la sociedad de la información

2.1. Consolidación de la lectura como instrumento multidisciplinar

La actual normativa, tanto de carácter básico como para el territorio de gestión del Ministerio, incluye el desarrollo de la competencia lectora en todas las áreas curriculares además de la implementación, por parte de las Administraciones educativas, del Plan de Fomento de la lectura recogido en el artículo 157 de la LOE.

Así, se garantizará, por parte de los centros educativos del territorio de gestión del Ministerio (Ceuta y Melilla), que se dedique una hora diaria a la lectura. En lo que se refiere al resto del Estado, se buscará trabajar conjuntamente con las Administraciones educativas para consolidar el papel de la lectura como elemento básico.

  • Desarrollo de la normativa básica en materia de lectura

2.2. Formación de los docentes

La formación permanente del profesorado es la vía por la que los docentes pueden incorporarse a los procesos que garanticen el dinamismo, la planificación, la actualización y la calidad de la educación. Además, la normativa establece que la formación del profesorado constituye un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las Administraciones educativas y de los propios centros.

Teniendo en cuenta las necesidades del propio sistema educativo (por un lado, la de crear el hábito lector y fomentar la lectura entre los escolares; por otro, la del docente para que los estudiantes lean y comprendan lo que leen) el Ministerio, a través de la oferta de cursos y la creación de materiales didácticos, pretende actualizar las competencias pedagógicas del profesorado y contribuir al desarrollo de las competencias profesionales docentes para que los estudiantes se interesen por la lectura y adquieran la competencia lectora.

  • Organización de jornadas y cursos para docentes
  • Elaboración de recursos y materiales didácticos para docentes

2.3. Potenciación de las bibliotecas escolares

La potenciación de las bibliotecas escolares debe centrarse en su transformación como espacios de encuentros abiertos, presenciales y virtuales, de apoyo al aprendizaje y a la enseñanza, en conexión con las redes bibliotecarias y el entorno. Todo ello obedece a la propia transformación de los modelos de enseñanza y aprendizaje que se está originando en el contexto de convergencia mediática y digital en el que está inmersa la sociedad.

Para llevar a cabo dicha transformación, las bibliotecas han de convertirse en centros de recursos de lectura, información y aprendizaje; ser parte activa del desarrollo del currículo y del proyecto educativo de centro, y estar gestionadas por un docente responsable de la biblioteca escolar que esté cualificado para que los usuarios (alumnado) sean competentes en la búsqueda, selección, análisis, tratamiento y comunicación de la información.

Entre otras actuaciones, se retomará la convocatoria de premios a la innovación y la dinamización de las bibliotecas escolares como medida de impulso, reconocimiento y difusión de las buenas prácticas que se llevan a cabo en muchos de los centros educativos del país.

  • Difusión de buenas prácticas.
  • Mejora de las bibliotecas escolares.

2.4. Fomento de la lectura en centros escolares

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, modificada por la Ley Orgánica 8/2013 de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa se refiere en varios de sus artículos a la importancia del fomento de la lectura en general y, en particular, en cada una de las etapas educativas. Así, en Educación Infantil se fomentará una primera aproximación a la lectura; la Educación Primaria presenta como uno de sus objetivos desarrollar hábitos de lectura; en Educación Secundaria Obligatoria se promueve el hábito de la lectura y, por último, en Bachillerato, se pretende afianzar dicho hábito.

Desde que los escolares se inician en la lectura hasta que la afianzan, existe un largo recorrido en el que pueden surgir dificultades en el proceso lector. Por ello, una de las medidas del Plan es la implantación de programas de prevención y detección de dichas dificultades. Igualmente, el Ministerio, a través de distintos portales web, ofrece a los docentes recursos didácticos para mejorar la comprensión lectora y fomentar la lectura, ya sea en el aula o en la biblioteca escolar. Muchos de estos recursos son extensibles al ámbito familiar y a otros ámbitos no formales de la educación.

  • Convocatoria de proyectos de buenas prácticas y otros premios y concursos
  • Puesta en marcha de proyectos de iniciación precoz a la lectura
  • Programas de prevención y detección de dificultades de aprendizaje en la lectura.
  • Creación y difusión de recursos didácticos para mejorar la comprensión lectora.
  • Otras acciones de fomento de la lectura en centros de enseñanza primaria.
  • Otras acciones de fomento de la lectura en centros de enseñanza secundaria.
Subir